eng

RECICLISMO / AHÍ HABRÁ POLVO

RECYCLISM / THERE WILL BE DUST

 

Resumen de la residencia y el proyecto desarrollado

para la exposición Recyclism/ There will be Dust

en el espacio de experimentación y exposición Werkstaat.

Dordrecht, Países Bajos.

Periodo de Residencia: Octubre a Noviembre 2008.

Curadora: Katja Diallo.

Artistas Participantes: Arturo Hernández Alcázar, Daniele Paro Perra, Gilberto Esparza.

 

Mi obra la comprendo como una serie de cortes dados durante una secuencia  no lineal, un movimiento dislocado, arrítmico pero constante. El espacio y las relaciones que en él suceden, la clasificación de las cosas del mundo, los materiales y las fuerzas que se intersectan ahí, la mínima expresión, lo negativo, la acumulación, la ruina, la clasificación y el desorden son materiales básicos para dar lugar a la materialización neurótica de una serie de operaciones mentales encontradas (o generadas) en contextos específicos. No hay soporte recurrente, cada proyecto es una cosa nueva, algo por aprender a hacer dentro de este proceso continuo: un logaritmo en busca de ser ejecutado. Mi obra se comprende de   documentos, dibujos, anuncios publicados en periódicos, textos, instalaciones, colecciones, recortes, acumulación de materiales, esculturas, encuentros fortuitos, fuerzas y resistencias que se oponen, esculturas, ensamblajes, improntas en el espacio público y privado.

 

PROCESO Y SITIO

Durante Octubre y Noviembre pasados trabajé como artista en residencia invitado por el Werkstatt, la Noordkaap Foundation, y los curadores Katja Diallo y Jan Kryszons, para desarrollar un proyecto de sitio específico durante seis semanas en la ciudad de Dordrecht y continuar el proyecyo displacement /desplazamiento (liberación de las piedras),  que realizo desde 2007 en diversas ciudades.  El resultado de dicha residencia conformó parte de la exposición RECYCLISM / THERE WILL BE DUST junto ala obra de los artistas Daniel Paro Perra y Gilberto Esparza.

De manera casi accidental, a través de  conversaciones y discusiones más o menos acaloradas, mi proyecto comenzó a ser denominado bajo el subtítulo o apodo: There Will be Dust . A mi, el alias de Dust Devil, no sé muy bien porqué.

La curaduría de la muestra, en palabras de Diallo, buscaba “sacudir el tan nombrado tema del reciclaje, mostrando trabajos que, a través de diversas estrategias, resultan en nuevos acercamientos a la misma idea de RECICLAR, ya en términos de espacio, sistemas económicos y  de energía.”

Yo quería trabajar con piedras y polvo. La idea de confrontarlo al contexto económico surgió durante los primeros días.

En cuanto quedé instalado en la ciudad el proyecto empezó a verse modificado. Mi primera decisión fue la de cancelar la pieza basura personal por varias razones:

  • la dificultad y el tiempo que se necesitaba para obtener los permisos de instalación por parte de la ciudad (la pieza se montaría en una plaza pública y permanecería sólo por una semana en el sitio)

  • el proyecto era de tal preconcepción que no dejaba espacio para accidente, modificación o alteración ninguna. Se convertía en un ejercicio aburrido e impenetrable a cualquier intento de interpretación. Anulaba cualquier posibilidad de proceso y quitaba todo sentido a la misma idea de residencia.

  • El clima (frío, lluvia y a veces nieve) no nos dejaría trabajar en un sitio abierto en las condiciones optimas.

  • El presupuesto con el que contaba desde México se había visto reducido en un casi 20% durante los más escandalosos días de la crisis financiera mundial.

Nota: La naturaleza de proyectos como el werkstaat y la noordkaap foundation, así como montones de proyectos de arte independientes, como el presente, aluden, consciente o inconscientemente, a la capacidad de la materia arte para adoptar la forma del contexto en el que se inserta o sucede. Esta idea, entendida desde el punto de vista escultórico y espacial, se convirtió en parte capital de la obra final. El proceso se habría de modificar y la obra tendría que generar su propio contexto.

 

Decidí reducir el número de elementos con los que trabajaría las siguientes cinco semanas, pretendiendo así, abrir el proceso, resultados y posibles lecturas de la pieza final, editando sobre la marcha las materializaciones que arbitrariamente surgieran del proceso.

Esta operación generaría un enunciado contradictorio sobre valores imaginarios y reales que fuera susceptible de insertarse, en alguna escala, al contexto global, local y físico utilizando los siguientes factores y materiales:

a. El colapso de los sistemas finacieros y el contexto de la crisis entendida, desde su forma operativa hasta en sus mecanismos de convencimiento y valor como una gran neurosis mundial.

b. La especulación pública sobre el valor de un producto físico resiudual: el polvo

c. algunos aspectos históricos y constructivos de la ciudad de Dordrecht.

d. La idea de una escultura infinita, que no puede ser contenida pero que existe en constante transformación, tomando la forma del contexto o del espacio físico en el que “sucede”.

e. La integración al proceso de capital humano, de gente que se interesó o que busqué durante  el desarrollo de mi proyecto en Dordrecht.

f.  El espacio que finalmente me fuera otorgado para trabajar in situ y mi capacidad para trabajar en ese contexto.

 

 

La ciudad

Dordrecht es la ciudad más vieja de Holanda, es una isla y su centro histórico es, casi todo, terreno ganado al río. Viven cerca de 100, 000 personas ahí. La arquitectura, compuesta casi en su totalidad por casas de ladrillo rojo y de no más de tres pisos, se levanta sobre el arenal que bordea al río. La construcción de la torre, levantada en el siglo XI, debió ser detenida pues el terreno arenoso y blando no permitiría mantenerla en pie.

Test_Lab

First approach to the city by an agressive and nons sense way.

Three vacum cleaner machines, 3 volunteers, video proyection and 25 people.

Documentation Photo.

 

El instituto de archeología, el cuerpo desaparecido.

Everytime I try to hold it then dissapears

Infinitive sculpture

Instalation in the Basement of Voorstraat Noord 28,

Dordrecht, The Netherlands.

Dust devil

 

 

LA OBRA.-

EL PROCESO Y LA INVESTIGACIÓN:

Trabajé a partir de los siguientes elementos y los contratiempos naturales en este tipo de proyectos:

THERE WILL BE DUST

Para la presentación organizada por el Test_Lab, El Instituto de Medios Inestables en Rotterdam, la Fundación Noordkaap y el Werkstaat decidí delinear lo que sería mi proyecto un mes después. Monté improvisadamente un video realizado en ciudad de México (DUST DEVIL/TORMENTA DE POLVO) con los 3 ejemplares de carteles coleccionables en los que se leen las frases: There Will Be Dust, A New Economy is Coming, Dust Devil y Less Value to Money. Se tiraron unos doscientos ejemplares de cada uno, los cuales se agotaron en las siguientes semanas.

En la charla los ponentes presentaron proyectos y prototipos. Artistas, urbanistas y encargados de preservación de patrimonio y cultura de la ciudad hablaron sobre proyectos de recuperación del centro histórico y sobre futuros proyectos a desarrollar, casi todos bajo una óptica comercial y de turismo cultural bastante soso. Algunos artistas que conocí en la ciudad, solían llamarlos la “aldea pitufa” o “Sesam Street Projects”, burlándose de la lógica y el tipo de proyectos que plantean.

En ese contexto y eludiendo la aburrición y el sinsentido de hablar sobre un proyecto aún no realizado, realicé una acción con el público asistente. Después de una brevísima introducción sobre el contexto de la crisis y la asignación imaginaria de valores, comencé  a aspirar al público asistente. En la acción participaron Jan Kryszons (curador), Marleen, una chica que trabaja también en el proyecto, 3 aspiradoras, yo y aproximadamente 25 personas. La acción aludía a la idea de intercambio materializado en su mínima expresión particular: el polvo.

El polvo que obtuviera de las ropas de los asistentes sería utilizado como materia prima para acuñar una moneda de edición limitada: un dust devil, cuyo valor sería sujeto a la especulación pública respecto a otras monedas o valores a través de la publicación del anuncio: Dust Devil. Compro polvo para escultura infinita. …..€ por kilo. El anuncio apareció en el  Dordrecht Centraal,  El Volkskrant (de edición nacional) y el Trouw.  Nadie llamó.

 

MONEDA COLECCIÓN DE 12 EJEMPLARES

COLECCIÓN DE POLVO / ESCULTURAS CASI DESAPARECIDAS

En el instituto de arqueología (antes de la herencia histórica de Dordrecht), comenzó mi investigación de campo.

 

EVERY TIME I TRY TO HOLD IT THEN DISSAPEARS (INSTALACIÓN)

El sótano de la tienda

DESPLAZAMIENTO (LIBERACIÓN DE LAS PIEDRAS I, II Y III)

Desplazamiento funciona como una construcción imaginaria, un logaritmo, un error introducido en el patrón, una operación binaria repetida ad nauseum. La pieza es un ejercicio mental materializado en su mínima expresión y consiste en el traslado de materiales elementales de la arquitectura de una ciudad para ser intercambiados por los de otra: en síntesis, se trata de la posibilidad de realizar la mudanza de ciudades completas al lugar que ocupa otra, “liberando” de manera temporal a las piedras del peso de la arquitectura. Este proyecto, que a su termino se convertirá en un libro de artista, comenzó en la Ciudad de México, en donde recolecté una piedra de 8 casas demolidas durante 2007 y 2008. La primer ciudad receptora fue Dordrecht, donde realicé el primer intercambio material. La pieza es una escultura de dimensiones variables e impredecibles y se completará a manera de circuito en los próximos meses. La acción fue registrada en video y fotografías, textos y objetos, un mapamundi donde se registra el movimiento con una delgada línea roja.  La pieza se presentó en el Werkstatt junto a una serie de Fotografías y un video en proceso en donde se dibuja la periferia de la ciudad de México. En la misma Sala se mostraron lo sproyectos de Daniele Paro Perra y Gilberto Esparza. También una selección de videos en donde se incluyeron trabajos de Marcela Armas.

 

Dust Devil/Tormenta de Polvo, segundo proyecto presentado en la muestra, es una empresa absurda y crítica que reflexiona sobre la asignación de valores en el contexto específico de la crisis financiera a partir de la especulación sobre el precio del polvo en relación a otros valores (el petróleo, el oro, las monedas, etc). Este proyecto, que se realizó ex profeso en un local comercial desocupado en el Centro de Dordrecht resultó en tres piezas que crecen cada una a su manera pero que conviven en el espacio físico y en su materialidad: 1. la creación de una moneda hecha de polvo y resina sintética presentada en una vitrina mostrador junto a una serie de objetos resultado del proceso de fabricación de la misma. La moneda fue entregada al representante de la ciudad como presente para la ciudad de Dordrecht. 2. la publicación de diversos anuncios en diarios locales y nacionales  con el texto: compro polvo para escultura infinita. Cada uno de los anuncios valuaba a la alza o a la baja el precio del polvo. Nadie llamó. 3. La ocupación del sótano para la realización de  waste & value (every time i try to hold it then dissapears), instalación compuesta de 3 ventiladores 550hp, 5000 watts, circuito cerrado de video, 450 kilo s de cemento gris, un sensor de movimiento y una serie de mensajes escritos y cortados sobre fieltro con las leyendas: waste, value y evertime i try to hold it then disappears, aludiendo a una escultura inmaterial pero total, que toma la forma de espacio que la contiene y también a un sistema de valor y gasto en donde el residuo sobre cualquier producción es anulado 4. Una colección de polvo obtenida de los archivos del instituto de la Herencia de Dordrecht con la colaboración de la doctora Mirjam Oevende, encargada de dicha colección. La colección fue presentada en pedestales convencionales para esculturas a las que se añadía una tarjeta de información sobre el polvo vertido en lo alto de cada uno. El polvo pertenece a cuerpos humanos y animales de entre el siglo XI y XV así como edificios desparecidos durante la gran inundación del día de Elizabeth, en 1421 y otros edificios emblemáticos de la ciudad.