eng

Circulación

 

Prórroga Recuperada, exposición Colectiva en X Teresa Arte Actual. México, D.F.

Febrero 2012

 

 

Conceptualmente, la pieza Circulación es una pieza de carácter transformativo y de naturaleza mutante que busca generar un acercamiento crítico sobre los sistemas de valor del trabajo y los materiales del mundo así como sobre los estatutos de la obra de arte en tanto objeto de especulación simbólica y de poder / estatus a partir de la confrontación entre dos ideas arraigadas y contradictorias del sistema de producción capitalista: la acumulación y el detrito.

 

Semánticamente, al obra es una acción agresiva, que a partir de la recuperación de un parámetro clásico de la escultura, o mejor dicho, de la acción de esculpir, consistente en la degradación de un material sólido a través de impactos violentos sobre éste que abren o generan espacio, generan otra forma no sólo a nivel material sino en cuanto a sistemas de circulación. Me interesa mucho trabajar sobre las formas de producción y distribución del capital desde el último sedimento del sistema capitalista: la pepena.

 

Formalmente, la obra se desprende de las decisiones del artista autor y toma la forma de quienes intervienen en el proceso así como del contexto en la que es arrojada la idea a a manera de dispositivo.

 

La obra tiene también varios momentos y estados:

 

a. A partir de la obtención de materiales desechados por la institución (INBA): computadoras y cpu’s, impresoras y otras herramientas propias del trabajo burocrático, se construirá una especie de bloque volumétrico en la Capilla de las Ánimas en X Teresa que ocupará aproximadamente un volúmen de 2 x 2 x 3 metros.

 

b. Esta construcción será destruida a golpes y martillazos durante dos días (el día de la inauguración y el día siguiente) por un equipo de trabajo (2 personas) dedicado profesionalmente a la destrucción y separación de materiales y componentes valuados en el mercado de reciclaje (cobre, aluminio, oro, etc)

 

c. dichos materiales serán reactivados y devueltos a la circulación a cambio de la retribución económica del trabajo una vez terminada la exposición.

 

d. Los remanentes últimos de esta acción serán las herramientas, los materiales separados a manera de circulo cromático directamente reposando sobre el piso y el sonido grabado durante la ejecución del trabajo de destrucción en el museo amplificado por 3 megáfonos utilizados habitualmente por las camionetas recolectoras de fierro viejo y otros desechos en las calles de la ciudad de México.

 

Todo el proceso será documentado en sonido y video por un equipo de trabajo del artista que será a su vez apoyado por el personal del museo. Estos remanentes compondrán lo que, en términos de museo y exposición llamamos habitualmente “la obra”, generando un acercamiento crítico sobre los entendidos y estatutos de la práctica y el mercado del arte así como de los modelos de producción en el sistema capitalista: la acumulación versus la obra que desaparece.

 

 

 

Arturo Hernández Alcázar

Paris, Francia

Febrero 2012